Tendinitis del Tendón de Aquiles

¿Qué es la tendinitis del tendón de Aquiles?

Es una lesión por sobrecarga del tendón de Aquiles que es el que conecta el músculo de la pantorrilla con el hueso del talón. 

Ocurre con mayor frecuencia en corredores que incrementan la intensidad o la duración de sus carreras de manera repentina lo cual genera la sobrecarga en el tendón de Aquiles. Además se puede presentar después de saltar, pararse de puntas o subir escaleras.

También debido a que el tendón se debilita con la edad, las personas mayores de 30 años que practican otros deportes los fines de semana como el fútbol, basquétbol y tenis tienen propensión a padecer esta patología.. 

Adicionalmente, se puede hacer más evidente en las mañanas y aminorarse al caminar con la actividad matutina.

 

Tendinitis talón de aquiles
Tratamiento para tendón de Aquiles (c)

Valoración de la gravedad de la lesión en el tendón de Aquiles

Cuando se presenta la tendinitis del talón de Aquiles es necesario buscar atención médica inmediata para valorar el grado de la lesión. 

En el caso de una ligera inflamación del tendón, la solución médica generalmente incluye analgésicos, reposo, ejercicios específicos y posiblemente complementando lo anterior con algunas sesiones de fisioterapia

Una situación más grave puede implicar un desgarro o rotura del tendón de Aquiles que es una lesión dolorosa que habitualmente requiere reparación quirúrgica. 

Factores de riesgo

De acuerdo a la prestigiosa Clínica Mayo, hay varios factores de riesgo que listamos a continuación: 

  •  Edad– con el paso del tiempo los tendones se debilitan lo cual significa mayor propensión a sufrir de tendinitis del talón de Aquiles
  • Género– los hombres padecen con mayor frecuencia de esta problema
  • Pie plano– con el pie plano se puede aplicar mayor presión en el tendón
  • Obesidad– también incrementa la presión
  • Superficie de entrenamiento– correr en superficies irregulares donde tu pie es inestable y no està alineado correctamente con el tobillo, como lo son los terrenos montañosos. 
  • Zapatos tenis gastados– aumentan el riesgo, pues no proveen el amortiguamiento que requieren tus tendones, músculos y articulaciones

Cómo prevenirlo

Estas son algunas medidas que le darán larga vida a tus tendones:

  •  Estiramiento– Libera tus tiempos, sobretodo en las mañanas, y antes y después de ejercitarte para estirar los músculos de las pantorrillas y el talón de Aquiles. Es muy importante que mantengas y mejores tu grado de flexibilidad. 
  • Fortalecimiento– de la mano de tus ejercicios de estiramiento incluye también de fortalecimiento de tus extremidades inferiores
  • Diseño de entrenamiento- diseña tus entrenamientos para combinar alto, bajo impacto y recuperación. Y si vas a incrementar en intensidad o duración de tus entrenamientos, planea para hacerlo gradualmente.  

Síntomas

  • Rigidez y molestias en el talón, sobretodo por la mañana.
  • Inflamación.
  • Debilidad en la pierna afectada.

Tratamiento

¿Necesita más información?